Se trata del fondo denominado FODIS, que prevé una entrada en vigencia con 500 millones de pesos para incentivar la autogeneración de energías renovables en usuarios residenciales. En estos momentos se están desarrollando diálogos con bancos nacionales.

A principios de noviembre del 2018, la administración de Mauricio Macri reglamentó la Ley nacional de Generación Distribuida, N°27.424. Hasta el momento, hay 7 provincias adheridas a la normativa y otras tantas con intenciones de hacerlo.

Uno de los propósitos que encuentran las jurisdicciones a la hora de analizar su adhesión son los beneficios que otorga la Ley. Por un lado, el Certificado de Crédito Fiscal (CCF), que desde hace poco ya está en funcionamiento; y, por otro lado, el Fondo para la Generación Distribuida de Energías Renovables (FODIS), que está en proceso de implementación.

“Hemos tenido avances administrativos, constituimos el fideicomiso, abrimos las cuentas y estamos tramitando el tema de fondos”, reveló a Energía Estratégica un importante funcionario de la Secretaría de Energía de la Nación.

La fuente, que solicitó no ser revelada, contó que se está trabajando con entidades bancarias nacionales la disponibilidad de líneas de crédito, las condiciones de monto, plazo de préstamos y tasa de interés.

El funcionario enfatizó que se está trabajando para que el FODIS, que estará nutrido de 500 millones de pesos provenientes del Tesoro Nacional, este operativo “lo antes posible”.

Es probable que las líneas de crédito comiencen a aplicarse a través del Banco Nación y luego se haga extensiva a entidades provinciales a mediante convenios específicos.

En una nota publicada por Energía Estratégica en mayo de este año, Guido Sánchez, abogado de Mega Energías SA y Coordinador de Energías Renovables del Municipio de Lincoln, enumeró las aplicaciones que puede tener el fondo. Señaló que “en la misma ley se estableció que el FODIS aplicará:

  • al otorgamiento de incentivos no tributarios a la generación distribuida de energía renovable incluidos, como la instrumentación de un precio adicional de incentivo a la energía inyectada o generada por el Beneficiario FODIS;
  • beneficios a ser otorgados directa o indirectamente al Beneficiario FODIS, ya sea para que pueda disponer de Equipos de Generación Distribuida como por ejemplo, bonificación sobre el costo de capital para la adquisición actual o futura;
  • garantías o avales a favor de Beneficiarios FODIS o terceros tales como proveedores de equipamiento, proveedores de servicios, empresas de instalación de equipamiento de generación de energía de fuente renovable o proveedores de capital o financiamiento incluidas, a título enunciativo, entidades financieras o de crédito, que directa o indirectamente signifique un beneficio o una facilidad para el Usuario-Generador y favorezca la implementación de sistemas de generación distribuida.
  • la realización de aportes de capital o contribuciones a los Beneficiarios FODIS;
  • el otorgamiento de préstamos, el financiamiento de cualquier modo permitido por ejemplo: la adquisición de títulos, bonos, obligaciones negociables, certificados de deuda o participación en fideicomisos o cualquier otro mecanismo que directa o indirectamente implique otorgar financiamiento para la implementación de sistemas de generación distribuida a partir de fuentes renovables”.

Cabe destacar que una vez en marcha el FODIS, la Ley de Generación Distribuida prevé que se empiece a nutrir, entre otras cosas, con recursos del presupuesto nacional que no podrán ser inferiores al 50% del ahorro efectivo en combustibles fósiles debido a la incorporación de generación distribuida obtenido en el año previo, de acuerdo a la estimación que efectúe la Subsecretaria de Energías Renovables.

Certificado de Crédito Fiscal (CCF)

El CCF se otorga en forma de bono electrónico a favor del usuario y se verá reflejado en su cuenta de AFIP, pudiendo ser utilizado para el pago de impuestos nacionales como el impuesto a las ganancias y el impuesto al valor agregado (IVA), entre otros, en el momento que lo desee, durante los 5 años posteriores a la obtención.

El monto del Certificado es de 15.000 pesos por kW instalado, hasta un máximo de un millón de pesos por instalación. La reserva de cupo tiene una vigencia de 6 meses.

Para tramitar el CCF, dirigirse a: https://www.argentina.gob.ar/energia/generacion-distribuida/que-es-la-generacion-distribuida/beneficios-promocionales